Noticias
Organización
Consejo Directivo
Staff
Comisiones
Federaciones Regionales
Sedes
Sede Central
Villa Adelina
Historia
Antecedentes
Como Reglamentaban una Competencia Nacional
Los Inicios de la AAG
Otras Organizaciones
MÁQUINAS USADAS
Maquinas Usadas
Reglas de Golf
Libro de Reglas
Noticias
Consultas
Escuela de Golf
Objetivos
Staff
Novedades
Galeria de Fotos
Contáctenos
Dirección de Canchas
Condiciones de Afiliación
Artículos Técnicos
Novedades
Contáctenos
Hoyo en Uno
Funciones de los Macro y Micronutrientes
Funciones de los Macro y Micronutrientes

Trece de los 16 elementos esenciales para el cultivo del césped son clasificados como 'macro y micronutrientes. Tales nutrientes son responsables del crecimiento de las raíces, de la tolerancia al desgaste, de la densidad de macollos o brotes y otras respuestas de las plantas. Al comprender sus funciones con mayor claridad, el superintendente puede reconocer mejor sus necesidades.

Por James B. Beard, Científico en céspedes, Texas A&M

Extractado por los Ings. Carlos Di Bella y Guillermo Busso

Los seis nutrientes esenciales absorbidos en primera instancia del suelo, son comúnmente conocidos como macronutrientes: nitrógeno, fósforo, potasio, azufre, calcio y magnesio. Estos seis nutrientes se encuentran en los tejidos de las plantas en menores cantidades que el carbono, el hidrógeno y el oxígeno, y en cantidades mucho mayores que el grupo al que se denomina micronutrientes. Los nutrientes esenciales en el grupo de los micronutrientes incluyen el hierro, el manganeso, el zinc, el cobre, el molibdeno, el boro y el cloro. Estos micronutrientes son usualmente necesarios en concentraciones menores a 2 ppm (partes por millón). Si bien las cantidades de micronutrientes requeridas para el crecimiento y desarrollo de las plantas son pequeñas, son tan importantes como las cantidades de macronutrientes en términos del conjunto de los requerimientos nutricionales de las plantas.

Funciones fisiológicas

Los roles del nitrógeno y del fósforo en el metabolismo de las plantas son los más diversos de los asociados a los otros macronutrientes. El nitrógeno forma parte de estructuras orgánicas tales como: a) Acidos nucleicos, los cuales son importantes en la transferencia hereditaria de las características de las plantas, b) Aminoácidos y proteínas que componen gran parte del protoplasma o la porción viviente de células individuales, c) Molécula de clorofila, que constituye el punto focal en el proceso de fotosíntesis, y c) Enzimas y vitaminas, las que son importantes en las reacciones metabólicas dentro de la planta.

El fósforo se encuentra asociado a: a) La transformación de energía en forma de adenosin trifosfato (ATP), b) Como constituyente del material genético en el núcleo celular, y c) En las transformaciones de los hidratos de carbono. La mayoría de los macronutrientes son constituyentes claves de los compuestos orgánicos dentro de la planta, con excepción del potasio. Este último nunca se encuentra formando parte de compuestos orgánicos dentro del tejido de la planta; ya que al ser un nutriente muy móvil se traslada desde los tejidos viejos hacia los tejidos jóvenes de la planta.

Funciones dentro de la planta

Cada nutriente tiene un requerimiento específico y una función fisiológica dentro de la planta. Si el nutriente está presente por debajo del mínimo requerimiento, la deficiencia resultante causa efectos adversos en el crecimiento y desarrollo de la planta. Con excepción del hierro, las deficiencias en micronutrientes no se encuentran tan frecuentemente porque en general dichos nutrientes se encuentran en el suelo en las cantidades requeridas para los procesos fisiológicos de las plantas.

Los cinco nutrientes que afectan considerablemente a la planta entera y que pueden ser observados a simple vista por el superintendente de canchas y los usuarios, son el nitrógeno, el potasio, el fósforo, el azufre y el hierro. El nitrógeno tiene el más diverso rango de funciones en términos de afectar a la planta entera. Cada uno de los cinco nutrientes tiene un nivel básico mínimo a partir del cual se producen las respuestas en la planta entera.

En la medida que se incrementa el nivel del nutriente la respuesta se hace más positiva, con excepción del nitrógeno. A niveles altos, el nitrógeno produce efectos positivos en términos del crecimiento de brotes o macollos, densidad de éstos y sus colores; pero produce efectos negativos en términos del crecimiento de raíces, reservas de hidratos de carbono, potencial de recuperación, resistencia al frío y al calor, resistencia a la sequía, tolerancia al desgaste y susceptibilidad a las enfermedades.

En el caso de ciertos nutrientes, especialmente los micronutrientes, altos niveles provocan fitotoxicidad de la planta. Esto destaca la importancia de evitar el uso indiscriminado de micronutrientes sin antes asegurarse que la necesidad realmente existe.

 

 

  Asociación Argentina de Golf afiliada a R&A
© Todos los derechos reservados
   
VISA Mercedes Benz Legacy Sheraton Titleist Trapiche TORO ROLEX
Volver a la pagina anterior...
Cerrar esta ventana...